Para 'Madre de tiburones' Melissa Cristina Márquez, su mayor temor es no ver a estos 'depredadores incomprendidos' en el mar

Si bien la mayoría de las personas pueden temer encontrarse con uno de los depredadores más letales del océano, la bióloga marina Melissa Cristina Márquez y miembro de nuestra lista Badass 50 de febrero de 2021, nada hacia la aventura y la educación que puede brindar el estudio de los tiburones. 'Siempre me han atraído mucho los depredadores incomprendidos', dice. Como científico, orador público y autor, que hace de todo, desde etiquetar a los grandes blancos hasta educar al público, Márquez no se inquieta fácilmente. Incluso después de aparecer en los titulares cuando sufrió un ataque de cocodrilo mientras se sumergía con tiburones. En 2018, Márquez sigue avanzando en su trabajo en el agua. (Sí, fue un ataque de cocodrilo mientras estaba en una inmersión con tiburones. Y ella aún regresó al agua).

El viaje científico de Márquez comenzó con un sencillo programa de televisión. Como muchos de nosotros que somos fanáticos del programa Discovery, dice: 'Vi [tiburones] por primera vez en Semana de tiburones cuando me mudé de México a Estados Unidos. Este gran tiburón blanco gigante [estaba] saliendo del agua y golpeando hacia abajo. Yo era así, eso es lo que quiero estudiar '. Márquez comenzó a estudiar tiburones en la universidad y nunca miró hacia atrás, incluso se ganó un apodo rudo en el proceso: Madre de los tiburones.

Ella dice que tiene un amigo llamado Eddie a quien agradecerle por el Game of Thrones -sque apodo. `` Trabajábamos en un acuario y cada vez que metíamos a un tiburón, decía que estaba actuando maternalmente con ellos. El acababa de mirar Game of Thrones y el nombre simplemente se quedó pegado '.



Aunque actualmente está radicada en Australia trabajando en su doctorado, Márquez no es solo una defensora de los tiburones, sino también de otras personas que se parecen a ella y pueden sentirse infrarrepresentadas en el mundo de la ciencia. 'No solo me concentro en tiburones diversos, porque hay más de 500 especies diferentes, sino que también quiero que la gente vea a los diversos científicos que también los estudian. Creciendo viendo Semana de tiburones Nunca vi a ninguna mujer científica, y mucho menos a ninguna científica latina ”, dice Márquez. 'Entonces, con la organización que tengo, quiero que la gente se vea a sí misma en una alineación de científicos de tiburones y diga,' Genial, puedo hacer esto '. También se centra en la importancia de formar un equipo que comparta estos valores. 'Trabajo con personas realmente inspiradoras que me ayudan a ser mejor y a seguir superando el racismo, el sexismo y la discriminación por edad', dice.

Con todos sus esfuerzos, el objetivo principal de Márquez sigue siendo educar a otros sobre la importancia de la conservación de los océanos. A través de su Iniciativa Fins United y su primer libro para adultos jóvenes ¡Supervivencia salvaje! , una novela de aventuras basada en su encuentro con un cocodrilo que se lanzó a principios de este año, ella está haciendo precisamente eso. 'Soy una embajadora del océano', dice. 'Creo que necesitamos gente para combatir la información errónea sobre la vida silvestre, la naturaleza, las energías utilizables y todo el & apos; movimiento verde & apos; Necesitamos comunicadores científicos que tomen la ciencia y la digieran de una manera fácil para que el público en general pueda entenderla ”.

Y eso es lo que hace cuando no está cuidando a esos tiburones. Al usar las redes sociales, 'en cierto modo, suena horrible, pero yo & apos; m & apos; humanizando & apos; animales haciéndolos más identificables para que la gente pueda decir, 'Oh, he visto este animal antes'. He visto este tiburón antes. Sé más sobre eso, así que no tengo tanto miedo.

Bucear con tiburones todavía emociona a Márquez. Incluso después de su incidente en 2018, no tiene reservas. Para ella, no son los tiburones lo que teme, sino la falta de ellos. `` Lo que me da miedo es tener un océano sin tiburones. Porque son tan importantes económica, ecológica y culturalmente, que no tenerlos en este ecosistema gigante, y ya estamos comenzando a ver algunos efectos que pueden tener, pero a una escala generalizada, es aterrador pensar en ellos '. Sus otros miedos son de una escala casi hilarantemente pequeña. `` Curiosamente, no soy la mayor fan de las arañas o las cucarachas '', se ríe. Todavía tengo miedo.

Las mujeres rudas aparecen, hablan y hacen las cosas.